Hola!

Bienvenida a nuestra revista. No te olvides de compartir su contenido en tus redes sociales, así haces que más gente sepa de tu pasión.  

Siete acciones que revolucionarían el fútbol femenino

Siete acciones que revolucionarían el fútbol femenino

El amor por el juego es fuerte, pero de eso no se puede vivir.

La portera del Orlando Pride, Ashlyn Harris sufrió una lesión en cuadricep derecho, cerca a su cintura. A consecuencia de ello, estará fuera de las canchas por 8 semanas. El trato que ha recibido por parte del club ha sido de primera, la atención médica, el descanso y la rehabilitación la están ayudando mucho en tu tiempo de recuperación. También el apoyo moral que ha recibido por sus fans la han ayudado a superar este tiempo difícil para toda deportista. Pero todo esto le hizo pensar a Harris ¿por qué está tan mal la situación del fútbol femenino? Desde su cama, la arquera de Estados Unidos se puso a analizar la situación, encontrando soluciones para mejorar al fútbol femenino en su país y quizás, en el mundo.

1. Mejora del salario

Harris ha dado a conocer que la mejora del salario para las futbolistas es el principal problema para que se dediquen tiempo completo al fútbol. Y desde enero de este año, la NWSL ha realizado un alza en los sueldos, incluso lo han duplicado yendo de $7,000 a $15,000. Esto va mucho más que el aumento recibido el año pasado que fue de $6,000 a $7,000. En lo que se refiere al Orlando Pride, su ingreso monetario también ha ido en aumento, siendo claro ejemplo el fichaje que hizo en lo que va del año.

Cierto, este aumento no se acerca para nada a la paga recibida por los equipos masculinos la cual sigue siendo muy superior ($35,000).  

Aún no es una cantidad monetaria para dedicarse sólo al fútbol, pero el pie de lucha sigue y Harris está segura que llegarán ahí. Pero está claro que la diferencia entre un año y el otro es impresionante.

2. Apoyo a las jugadoras amateur

La mejora del sueldo va para las jugadoras que están ya en un nivel profesional, que tienen experiencia internacional. Pero ¿qué hay de las jugadoras amateur? porque los clubes se valen de ellas. Clubes como Portland Thorns, quienes en un pasado juego con Sky Blue FC, el desempate se decidió a su favor por gracia de la jugadora Alyssa Kleiner. Las 12,223 personas que pagaron y asistieron al estadio Providence Park celebraron el gol. Kleiner era la heroína del partido. Pero de las 11 de los Thorns, ella fue la única que no recibió paga por ser una jugadora de reemplazo.

 Muchas jugadoras que entran para cubrir el lugar de una futbolista profesional, no reciben paga alguna, siendo su recompensa los minutos de juego que tienen. Si es que llegan a entrar en la cancha. 

Harris opina, para motivar la participación de estas futbolistas, deberían recibir un pago mínimo por lo menos, especialmente si realizan hazañas como ganar el juego para un club. Cosas como la que logró Kleiner. Esto sin embargo, todavía no hace la NWSL.  

3. Fichaje de jugadoras de peso

Cuando el Orlando Pride anunció que había colocado a Marta en su escuadra, fue una noticia que puso al club en la mira. Y no es para menos, pues se trataba de una jugadora a quien la FIFA consideró cinco veces como la mejor jugadora del mundo. Desde ese momento, el equipo femenino ha tenido la oportunidad de jugar en el estadio de Orlando City, uno de los mejores del país.

4. Llenar los estadios

Algo que resalta Harris del Orlando Pride es que no incluyó al fútbol femenino como una moda o labor social. De acuerdo a la portera, el equipo femenino existe porque están seguros que pueden llenar los estadios como su contraparte masculina.

El equipo femenino del Orlando Pride no es uno de caridad. Estamos aquí para llenar estadios como los hombres.
— Ashlyn Harris, portera del Orlando Pride.

A quien toma como mejor referencia en este aspecto es el Portland Thorns, cuyo equipo femenino ha tenido más asistencia en la historia de la liga, siendo su último juego contra los Timbers el año pasado un total de 17,000 asistentes. El equipo que viene segundo es el Orlando Pride con 8,785 hinchas que van a sus juegos. Con Marta y el retorno de Morgan, esperan cifras mucho más altas, dado que ambas jugadoras además de talentosas son muy mediáticas. Esto generará un mayor interés en el club por sus jugadoras y en consecuencia, la NWSL. 

5. Mejora de instalaciones

La mejora de los estadios también ayudaría a aumentar la asistencia, es lo que opina Harris. El año pasado, cuatro de las más conocidas jugadoras de la liga fueron a Europa, entre ellas estaban Carli Lloyd, Crystal Dunn, Heather O’Reilly que fueron a Inglaterra y Alex Morgan a Francia. Entre los motivos que citaron para su traslado, aparte de una mejor experiencia con el fútbol europeo, fue que las instalaciones ofrecidas allá eran mejores. 

¿Por qué? El mantenimiento de los estadios, el equipo, todo viene del salario del equipo de los hombres. No es que dependan de llenar los estadios como sucede en América, no es un tema de preocupación. Por eso los equipos femeninos pueden jugar con más tranquilidad sin el estigma que muy poca gente irá a verlas. En Europa, la gente sabe que irá a disfrutar de un buen partido de fútbol, sea femenino o masculino. Y lo hará estando cómodo.

6. Comunicación con sus fans 

Algo que Harris hace desde hace mucho. Ella es una futbolista que gusta escuchar y entender a sus fans. Harris pasó por un serio problema de adicción en su vida, pero lo superó y ahora busca ayudar a personas que pasaron lo mismo que ella. Ese tipo de conexión se pierde con el tiempo con muchos que logran alcanzar la fama. Pero no con ella, porque sabe que también se debe a los hinchas del Pride y de la USWNT.

Cuando está sana, es la última en dejar la cancha porque se toma su tiempo para una foto, una firma, un abrazo o apretón de manos. Ese sentimiento de proximidad hace que más gente vaya a verla, porque su ídola las tiene presentes. No es alguien que esté fuera de su alcance, sólo es otra mujer que también gusta del fútbol.

7. La importancia de la lucha 

Harris mencionó que cuando era joven, no entendía el valor de las acciones que jugadoras como Wambach, Rampone y Hamm por el fútbol femenino. Su lucha le era ajena, pero ahora es su turno. Ellas prepararon el camino para la generación de Harris. Es su turno y preparar el que va a recorrer la siguiente.

Ahora todo lo que hicieron las futbolistas del pasado tiene sentido. Ashlyn Harris seguirá haciendo campaña por sus derechos, no sólo de ella pero de todas las mujeres que quieren patear un balón y ser reconocidas por ello de una manera equitativa. No ser considerada menos por ser mujer y recibir una paga y trato justo. Hay clubes como el Orlando Pride que está tomando cuenta de esto. Y Harris seguirá defendiendo sus derechos y los tres palos, un partido a la vez.

El Mugica FC un santuario para las chicas que aman el fútbol

El Mugica FC un santuario para las chicas que aman el fútbol

¿Está bien que una niña lleve el cabello corto?

¿Está bien que una niña lleve el cabello corto?

0