¿Por qué es tan importante ganar a nivel de selección para mejorar la ligas locales?

Entre el 2016 y 2017 tres ligas se profesionalizaron. España, México y Colombia, dieron ese crucial paso para poder mejorar su fútbol femenino. Hay algo en común antes de que esto sucediera. Sus selecciones nacionales lograron marcar historia. Y así como la popularidad de un deporte o de una liga recae en las 22 convocadas un certamen.

La furia roja

España siempre se consideró un país de primer mundo, pero su fútbol femenino no lo demostraba. Simplemente los clubes españoles no pintaban a nivel europeo. Todo cambió cuando La Real Federación española firmó con la compañía eléctrica, Iberdrola, para que sea la patrocinadora de la liga femenina por las próximas tres temporadas. El cual esta empresa entregaba 6 millones de Euros a la Liga.

¿Cómo se llegó a esto? La selección española empezó a triunfar y ganar POPULARIDAD (esa es la clave de éxito).

Selección española sub-17. Fuente: FIFA.com 

Selección española sub-17. Fuente: FIFA.com 

Por ejemplo en el 2015, mientras se disputaba el mundial de Canadá (primero al que clasificaban en su historia). Diarios como As, Marca, Mundo Deportivo y Sport, tienen una cobertura 24/7 de sus seleccionadas, una cobertura casi nula en la mayoría de Latinoamérica.

Diario Marca durante el Mundial Canadá 2015. Fuente : Marca. 

Diario Marca durante el Mundial Canadá 2015. Fuente : Marca. 

Pero no solo la absoluta, en todas las divisiones inferiores empezaron a llegar los logros y eran reconocidos por la prensa y el público. Como pasó el año pasado cuando se disputó el Mundial sub-17, la “rojita” estaba en las primeras planas de los medio, con muchos aficionados siguiendo sus pasos y celebrando su medalla de bronce conseguida.

Pero esas pequeñas victorias se suman a las que venían consiguiendo desde el 2009. Como los tres títulos europeos que ganó la sub-17 (2010, 2011 y 2015) o como la sub 20 quedó quinta en el mundial de su categoría, en su primera clasificación. Buenos resultados hicieron que el público quiera ir a ver a esas jugadoras, así se fueron llenando los estadios del torneo local.

Alexia Putellas y Amanda Sampedro. fuente: FIFA.COM

Alexia Putellas y Amanda Sampedro. fuente: FIFA.COM

Hoy en día, España tiene una liga que en los partidos más importantes llegan al estadio 15 mil personas. Que equipos como el FC Barcelona sean profesionales y puedan lograr hacer historia, así como lo hicieron al ser el primer equipo de España en lograr alcanzar una semifinal en la Champions.

Un café bien cargado

Colombia fue otro país que sorprendió cuando anunció la Liga Águila Femenina. La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) es el encargado de financiar todo los gastos del torneo. La Dimayor en conjunto con la Federación han hecho que este torneo sea uno de los más organizados a nivel de Latinoamérica. Es único país de habla hispana, en Latinoamérica, que ha conseguido hacer un campeonato que esté bien organizado y con el respaldo de toda la federación.  

Yoreli Rincón. Fuente: FIFA.com

Yoreli Rincón. Fuente: FIFA.com

¿Cómo pasó? otra vez entra la palabra POPULARIDAD, “las chicas superpoderosas” como es apodada la selección, fueron las que hicieron que el público se interesara por este deporte.

Su más grande hazaña fue su primera clasificación a un mundial femenino. Esto pasó en el 2010, luego de quedar segundas en la Copa América de aquél año. Para su siguiente clasificación, los medios y el público ya estaban listos para seguir sus logros. No los defraudaron las cafeteras llegaron hasta octavos de final.

Twit hecho durante el mundial. Fuente: Twitter. 

Twit hecho durante el mundial. Fuente: Twitter. 

Fue en aquel mundial donde se sintió el apoyo del público con twits y mensajes de apoyo o de celebración por haber dejado a su país en lo alto. Hoy en día su público disfruta de ellas en sus respectivos equipos.

Catalina Usme y Nicole Regnier. Fuente: AS.com

Catalina Usme y Nicole Regnier. Fuente: AS.com

Una realidad que tiene el fútbol femenino, tanto en en Latinoamérica como en Europa. Sobre todo en los países que no tienen una cultura deportiva o solo apoyan a su selección de fútbol masculina. Entonces ¿Qué falta para que las ligas mejoren? No basta con esperar un milagro o una hazaña es hora de que las cosas empiecen a mejorar.