Los valores de una verdadera futbolera

¿Reconoces algunas de estas situaciones?

Uno de los valores que más arraigados tienen las que jugamos fútbol es el sentido de tener un orgullo propio que hace que nos levantemos del suelo para seguir luchando.

Jamás rendirse

La perseverancia es uno de los valores más indispensables para nosotras. ¿Cuántas veces te has caído y te has levantado? ¿Cuantos entrenamientos a tempranas horas del día has tenido, privandome de más horas de sueño? Es así. Muchas de las futbolistas primer nivel de muchos países de latinoamérica, no tienen sueldo. Por ello estudian y/o trabajan, además de entrenar, llegar a los partidos y tener una vida personal. Pero nunca dan el brazo a torcer, todo por amor.

Fuente: Deadspin. 

Fuente: Deadspin. 

Si no mira la selección de Estados Unidos, luego de haber perdido el mundial del 2011, en penales, no se rindió, ellas siguieron trabajando por su sueño. Cuatro años más tarde lo lograron, gracias a su perseverancia y esfuerzo.

No somos menos que nadie

La igualdad es uno de los valores que más tenemos y que a la vez buscamos. Nosotras dentro y fuera del campo sabemos que todos somos humanos y que no hay diferencias. Pero a la vez luchamos ante la falta de igualdad en una sociedad que menosprecia lo que hacemos. Nosotras sabemos perfectamente que todo lo que pueden hacer los hombres, nosotras lo podemos igual e incluso mejor. Cada día lo vamos demostrando, con cada uno de los esfuerzos que hacemos.

Hay muchas controversias en cuanto al fútbol femenino, en sociedades que no está muy desarrolladas. ¿Pero, eso no nos ha detenido? Nunca, el fútbol femenino siempre ha surgido y lo seguirá haciendo.

Fuente: Empire of soccer. 

Fuente: Empire of soccer. 

Las compañeras son familia

Tu equipo se vuelve como tu segunda familia, es imposible no llegar a quererlas, así sean amarrabolas. Es un sentido de pertenencia a algo y que con las personas que compartes partidos, entrenamientos, rutinas, dietas o aficiones se vuelven muy importantes en tu vida ya que comprenden y comparten el mismo estilo de vida que tu. Son amigas dentro y fuera de la cancha, y no hay quien las separe. La amistad es uno de los pilares para nosotras.

Siempre ser las mejores

La rivalidad está muy arraigada con el deporte, por ello una futbolera nunca piensa en perder. Siempre da la cara y da todo su esfuerzo. Si es derrotada, lo acepta, pero volverá por una revancha. Siempre luchará por que su equipo esté en lo más alto y por ello es que cada día se esfuerza.

Fuente: AlDia. 

Fuente: AlDia. 

Soñar no cuesta nada

Un punto muy importante en nosotras es crear ideales, tener algo como referencia y poder alcanzarlo. Así nuestra realidad sea muy diferente. Pero como dicen, soñar no cuesta nada. Una vez que tenemos nuestro ideal, es poder llegar a alcanzarlo, a base de esfuerzo y trabajo. ¿Quién no ha soñado con jugar como Morgan o Marozsán? Pues ahora solo está en tu pies tratar de llegar a ser como ellas.

Una futbolera, es una combinación de valores que la hacen cada vez más fuerte, que no bajan la cara y que siempre dan Todo.