Hola!

Bienvenida a nuestra revista. No te olvides de compartir su contenido en tus redes sociales, así haces que más gente sepa de tu pasión.  

Una capitana exitosa hace que su equipo aunque pierda, nunca se rinda.

Una capitana exitosa hace que su equipo aunque pierda, nunca se rinda.

La motivación es decisiva para que un equipo tenga éxito. En el fútbol el ánimo de los vestuarios lo manejan las capitanas. No necesariamente las mejores en el campo, pero si las que tienen el temple de decirte las cosas sin pelos en la lengua.

Una motivación exitosa hace que el aprendizaje sea más rápido, ganar más juegos, y tener metas más altas. Futura capitana, investigamos algunos trucos que utilizan los líderes de otras industrias y las aplicamos para la vida en la cancha.

1. Explica todo el tiempo. Explica hasta por qué es importante reunirse a gritar VAMOS!

Ser una capitana es conocer con quién estás jugando, a quién vas a confiarle el balón o la defensa de la portería. Conocer sus fuerzas y debilidades. De esa forma, sabrás el cómo acercarte a tu equipo y cómo debes trabajar con ellas. Pero para conocerlas ellas deben confiar en tí. Una de las formas de generar ese vínculo es contándoles por qué están haciendo un ejercicio extenuante.  Diles los beneficios que obtendrán en su cuerpo y en la cancha. Tu eres la capitana, ayuda a tu equipo a estar en una misma sintonía.

El saber en qué mejorarán las hará que se esfuercen más.

El saber en qué mejorarán las hará que se esfuercen más.

2. Celebra los éxitos pequeños… y ten paciencia

Cierto, ganar es importante. Pero al momento de un entrenamiento no hay que dejarlo sólo en eso. Por ejemplo, al momento de practicar sus tiros libres. Dale a conocer que tanto ha progresado desde que empezó. Y cuando tienes que jugar con chicas que son de un nivel más bajo que el tuyo ¡paciencia! Muestra la gran persona que eres y transfórmate en su mentora. Así, la práctica se volverá más divertida y aprenderán más rápido. Y ambas pueden aprender algo la una de la otra.

Tu equipo mejorará día a día si reconoces su crecimiento siempre.

Tu equipo mejorará día a día si reconoces su crecimiento siempre.

3. ¡Sube los ánimos!

¡No permitas que una derrota baje la moral! Lo sé, es difícil. Pero que tu equipo no haya ganado, no significa que todo haya sido en vano. Si tu equipo ha mejorado, la pasaron bien en la cancha y aprendieron más del juego, entonces fue un éxito. Hácelos saber; y ese crecimiento deben celebrarlo. Se eso se trata el fútbol, el divertirse y crecer como persona. Es un modo de vida.

Aún en la derrota, no te derrumbes.

Aún en la derrota, no te derrumbes.

4. Muestra interés fuera de la cancha

Una de las mejores forma de mantener motivado a tu equipo, es saber que te interesa pasar tiempo con ellas fuera del campo de juego. Demuestra que te interesa saber qué hacen cuando no están entrenando, planear salidas juntas como salir a comer, bailar, ir al cine o juntarse en una casa para ver el partido.

Esto creará un vínculo más fuerte entre tú y el resto de tu equipo. Y cuando vean que de verdad les importas, ellas darán de todo en la cancha por ellas y por ti.

Una sesión de relajación y yoga también cuenta.

Una sesión de relajación y yoga también cuenta.

5. Haz que el entrenamiento sea una sana competencia

Siempre te sientes motivada cuando te diviertes y por ello, se debe hacer al entrenamiento uno de los momentos más entretenidos del día. Y a medida que avanza el tiempo y el progreso del equipo, añadir un pequeño desafío o reto entre compañeras no estaría mal.

Algo así como “¿quieres ver quien puede anotar más goles?” o “veamos quién corre más rápido”, haciendo que el trabajo sea más duro pero también, más satisfactorio. Y así, tus compañeras se ponen una meta, porque además de una amiga, tienen una rival. De esta forma, tu equipo se lanzará al límite de sus habilidades y buscará mejorar. Todo mientras se divierten entrenando.

Pueden competir también sobre quién baila mejor.

Pueden competir también sobre quién baila mejor.

6. ¡CELEBRA EL TRIUNFO!

Y cuando veas que después de todo esfuerzo y crecimiento como equipo, el ver que tus compañeras confían en tí como su capitana y tú en ellas, ten por seguro que tienes un equipo que lo dará todo en la cancha. Y seguro ganará. Recuerda felicitar su desempeño y recordarles que todo se debe al gran esfuerzo que hicieron para obtener la victoria. Ellas recordarán tus palabras a la perfección, porque fue una victoria que alcanzaron con sus amigas. Y todo con una maravillosa capitana y líder como tú.

Recuerda que tu equipo es como una segunda familia. ¡Diviértete!

Recuerda que tu equipo es como una segunda familia. ¡Diviértete!

Los secretos detrás de los caños de Tobin Heath: los humilla defensas.

Los secretos detrás de los caños de Tobin Heath: los humilla defensas.

Las 6 selecciones candidatas al Mundial Sub-20 tienen una liga que las respalda.

Las 6 selecciones candidatas al Mundial Sub-20 tienen una liga que las respalda.

0