Hola!

Bienvenida a nuestra revista. No te olvides de compartir su contenido en tus redes sociales, así haces que más gente sepa de tu pasión.  

La futbolista que llegará al espacio

La futbolista que llegará al espacio

La madrugada de junio 2013, Howard Aunapu recibió un mensaje de texto. En Penngrove California, la costa este de Estados Unidos, la urgencia no era una emergencia. Era una de esas noticias que siempre parecen que le sucederá a otra persona. Su hija Nicole le escribió en un mensaje de texto, avisándole que había sido eligida como una candidata a astronauta. Antes de que se hiciera público quería preparar al padre para lo que se vendría. Después de un par de décadas con un programa espacial estancado, el regreso al espacio con nuevos candidatos, iba a recibir una gran cobertura mediática. Y la hija de Howard Aunapu quería asegurarse de que la prensa no sorprendiera a su familia. Para ella hay tiempo para todo. Es una dínamo con una energía proporcional a su enorme cronograma.

©NASA | Además de futbolera es oradora, ingenieria, piloto y astronauta 

©NASA | Además de futbolera es oradora, ingenieria, piloto y astronauta 

©NASA | Nicole Aunapu en foto oficial de la Nasa. Será la piloto de la misión.

©NASA | Nicole Aunapu en foto oficial de la Nasa. Será la piloto de la misión.

Ante los periodistas el padre admitió que el sueño de su hija no era llegar a las estrellas. Durante una buena parte de su adolescencia solo tenía tiempo para el fútbol femenino. Como no tenía que descuidar sus estudios, desde muy joven aprendió a lidiar los entrenamientos con su vida académica. Su padre cuenta que una de las bromas que le gasta es decirle que ella necesita días de 28 horas para hacer todo lo que planea. Saber manejar sus tiempos ha sido clave para su carrera profesional. Para el sitio web de noticias pressdemocrat.com el papá de la astronauta declaró: “Ella ha tenido una tasa de éxito fenomenal. Durante su carrera han habido muchas primeras veces”.

El currículo de Nicole Aunapo Mann te hace sentir que no has conseguido nada en tu vida. A sus treinta y seis años es una mamá entrenando para astronauta con un esposo en servicio en oriente medio. Es considerada como una de las mejores defensoras de todos los tiempos de la Academia Naval de Estados Unidos. Es una de las primeras piloto de combate de la marina con más de mil horas de vuelo. Tiene un bachiller en ingeniería mecánica por la Academia Naval, y  una Maestría en mecánica en Stanford. Cuando termine su entrenamiento este año, será la primera piloto de combate en convertirse en astronauta en dos décadas.

Aunapu forma parte de un grupo de ocho candidatos que estarán presentes para la primera misión tripulada por humanos para aterrizar en un asteroide en el 2020. Pero a diferencia de la película de Hollywood, Armaggedon, las mujeres no se quedarán en tierra. Aunapu es la única piloto de la  promoción de astronautas donde hay tantos hombres como mujeres.  Parece que la equidad ha llegado para quedarse en el espacio. Al fin la idea de una piloto mujer no se suscribe a ese futuro de ciencia ficción donde las mujeres son pilotos luego de una guerra contra aliens. La vida de Nicole Aunapu  es la demostración de que si te gusta lo que haces ni el cielo es un límite.

Parece increíble que una chica con una beca de estudios para jugar fútbol, haya terminado de astronauta. En los deportistas estrellas masculinos el paso de la universidad es más un preámbulo a las grandes ligas, que una educación de alto nivel sobre turbinas. El camino de la líbero de Sonoma para convertirse en astronauta en Houston no sólo consistió en lo académico o en lo deportivo. Para tener tu oficina en el espacio debes pasar una de las evaluaciones más complejas del planeta.

Además de las pruebas físicas necesarias, porque es un empleo donde científicos de gran nivel deben soportar largos periodos de tiempo sin gravedad. Pasar por la difícil prueba de supervivencia en el agua, donde tienes que permanecer flotando durante diez minutos de forma vértical. Nadar 75 metros en un traje de vuelo y ser buceador calificado. El futuro astronauta debe tener la fortaleza mental para vivir en una cápsula a miles de kilómetros de casa y trabajar en equipo a pesar de las desavenencias. Una habilidad que Nicole Aunapu Mann ha desarrollado en más de una década jugando fútbol.

En cierta forma, que la humanidad tenga a Aunapu como astronauta se debe al programa deportivo desarrollado en Sonoma County. En este territorio el número de atletas que reciben una beca para jugar fútbol de nivel universitario es de al menos quince por año. Para sus casi medio millón de habitantes no parece demasiado, sin embargo, como hace notar el blogger Jonh Kelly en su sitio web, si distribuyes las becas que se dan en fútbol femenino en todo el país de forma equitativa, Sonoma sólo recibiría siete. Que genere el doble implica que estamos ante un semillero. Un ambiente adecuado donde las mujeres pueden desarrollar a plenitud sus capacidades. Algo que debería replicarse en cualquier lugar. No sólo para crear futbolistas de alto nivel, sino mujeres orientadas a metas. Que sepan planificar y trabajar en equipo. Mujeres capaces de poner sus pies sobre un asteroide.

Tipos de entrenadores

Tipos de entrenadores

La “13” Sara Däbritz tiene una mala noticia  a sus rivales

La “13” Sara Däbritz tiene una mala noticia a sus rivales

0